Los antiinflamatorios y sus efectos colaterales

Publicado: 29 julio 2009 de Argenis Carvajal en Salud

¿Es malo o no tomar antiinflamatorioS?
Se estima que cada año por cada 1000 personas que toman un antiinflamatorio, aparecen 13 complicaciones digestivas graves, tales como hemorragias digestivas altas, úlceras y sangrados en general, que incluso pueden poner en peligro la vida del paciente.

¿Qué son y para qué se usan los antiinflamatorios?

Los antiinflamatorios no esteroideos, conocidos por su forma abreviada como AINE, se utilizan fundamentalmente para tres cosas: 1) aliviar el dolor; 2) reducir la inflamación y 3) reducir la fiebre, debido a sus acciones analgésicas, antiinflamatorias y antipiréticas respectivamente.

Entre los antiinflamatorios más conocidos y utilizados se encuentran: el ibuprofeno, el diclofenaco, el naproxeno, el piroxicam, e incluso la aspirina (ácido acetil salicílico), entre otros.

¿Qué efectos colaterales tienen los antiinflamatorios?

Muchas personas se preguntan si es malo o no tomar antiinflamatorios. Los expertos opinan que si los antiinflamatorios se utilizan puntualmente no tienen porqué producir efectos secundarios importantes, sin embargo, el riesgo de sufrir efectos adversos gastrointestinales por tomarlos,, está asociado a la cantidad de dosis que se reciba. Es decir que a mayores dosis, mayor probabilidad de padecerlos.

Los siguientes factores aumentan la probabilidad de accidentes:

• Personas mayores de 65 años.
• Antecedentes de úlcera gástrica o duodenal, hemorragia digestiva alta o perforación gastroduodenal.
• Que, además de tomar antiinflamatorios, el paciente tome anticoagulantes (Sintrom), aspirina o cortisona, de manera mantenida.
• Que el paciente sea diabético, hipertenso, o tenga alguna enfermedad cardiovascular, insuficiencia renal o hepática (cirrosis, por ejemplo).
• Que el antiinflamatorio sea tomado durante un período de tiempo prolongado y/o sea utilizado a las dosis máximas (4 comprimidos o sobres de ibuprofeno al día; o 3 comprimidos de diclofenaco al día, por hablar de los medicamentos más utilizados).

• Presencia de Helicobacter pylori: Ésta es una situación que únicamente se diagnostica, mediante el test pertinente, cuando el paciente presenta repetidamente clínica compatible con enfermedad ulcerosa gastroduodenal.
• Consumo excesivo de alcohol.
• Consumo de tabaco: Excesivo o no, aquí no hacen distinciones.

En resumen, los antiinflamatorios pueden tener efectos colaterales indeseables, por ello es importante que consulte a su médico si los toma regularmente.

Si tiene alguno de los factores de riesgo antes indicados, la mejor opción será tomar Paracetamol, indica el Dr. Francisco Marín. Si con ello no es suficiente, debe acudir al médico para que le oriente hacia otras familias de analgésicos que no provoquen tantas molestias.

Fuente: salud.com con información de: es.noticias.yahoo.com

comentarios
  1. Son malos si, destryen la paredes del estomago facil. Por eso es mejor tratar de usarlo naturales como el omega 3 o’ pildoras de ajo sin olor quizas no seran tan efectivo como los farmacos pero ayudan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s