El tabaco contra la belleza

Publicado: 13 septiembre 2009 de Argenis Carvajal en Belleza, Mujer, Salud

La combinación de tabaco y sol en verano seca la piel, porque reduce la cantidad de flujo sanguíneo lo que provoca falta de oxigeno y otros nutrientes necesarios, produciendo deshidratación.

Una investigación de Douglas Model, de Inglaterra, sobre el rostro del fumador, publicada en el British Medical Journal, demuestra que los fumadores con más de 10 años de consumo se pueden reconocer por el rostro, ya que el tabaco provoca arrugas marcadas, aspecto demacrado, apariencia grisácea en la piel y manchas de color púrpura.

El consumo activo y pasivo de tabaco no solo genera estos problemas estéticos sino también aparición de vello, discromía (dedos amarillos), estomatitis nicotínica, negrez vellosa en la lengua, la enfermedad periodontal, dermatitis de contacto, algunos tipos de urticaria, afecciones oculares…

Una de las partes del cuerpo que más afecta el tabaco es la dentadura. Fumar produce exceso de sarro, tiñe los dientes de amarillo, acelera el deterioro de los dientes y favorece las caries. Además, el riesgo de perder los dientes se multiplica en 1,5 por ciento en las personas fumadoras.

Los beneficios del abandono del tabaco son muchos, por ejemplo, si se deja un año de fumar se reduce en un 50 por ciento el riesgo de muerte repentina por ataque de corazón. El tabaco afecta a la belleza y acorta la esperanza de vida entre 5 y 8 años por lo que dejar de fumar es necesario para estar mejor por dentro y por fuera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s