Cuida tu alimentacion durante el embarazo

Publicado: 17 septiembre 2009 de Argenis Carvajal en Embarazadas, Salud

Siempre es importante cuidar nuestra alimentación. Sin embargo, esta necesidad aumenta de manera considerable durante el embarazo, no sólo porque es necesario preservar el desarrollo del pequeño sino también para garantizar la buena salud de la futura mamá.

Durante esa etapa de cambios, la madre y el niño necesitan incluir en su dieta todos los nutrientes necesarios. Y es que pocos periodos en la vida necesitan tanto cuidado en la elección de los alimentos que se consumen como los nueve meses de gestación.

La alimentación durante esa etapa, debe ser equilibrada y completa para cubrir tanto las necesidades nutricionales propias de la futura mamá como las exigencias de un bebé en continuo crecimiento.

Para las gestantes, es fundamental que estén siempre muy bien hidratadas, por lo que deben beber al menos 2 litros de líquidos al día, principalmente a base de agua, pero también complementado con zumos naturales o caldos vegetales, que además le proporcionarán otros nutrientes fundamentales.

Las carnes, huevos, lácteos y pescados, aportan proteínas, que el bebé utiliza para formar sus propios tejidos. Sin embargo, hay que elegir fuentes proteicas con bajo porcentaje lípido (leche descremada, pescado, huevos, carnes muy magras), para garantizar así la ingesta de proteínas, vitaminas y minerales esenciales sin aumentar por ello la cantidad de grasas en nuestro organismo.

Por su parte, el pan, la pasta, el arroz, las legumbres y la patatas son alimentos ricos en energía saludable. Se trata de alimentos incluidos dentro del grupo de los hidratos de carbono, y sus variedades integrales son muy ricas en fibra y minerales como el magnesio, zinc y vitaminas del grupo B, necesarias para el correcto aprovechamiento de otros nutrientes de la dieta.

Pero si un componente es indispensable para la salud de las embarazas y el buen desarrollo del feto, ese es el ácido fólico. Este nutriente, también conocido como vitamina B9, se encuentran de forma natural en alimentos como las vísceras de animales, las verduras de hoja verde, las legumbres, los frutos secos y algunos granos enteros, como las almendras y la levadura de cerveza y su ingesta es fundamental para prevenir enfermedades y malformaciones congénitas graves en los recién nacido como el mal de la Espina Bífida. Sin embargo, aunque los expertos recomiendan tomar unos 400 microgramos diarios de este compuesto, generalmente no se llega esta dosis si no es por medio de complejos multivitamínicos de refuerzo, especialmente indicados durante los nueve meses de buena esperanza.

Por último, las futuras mamás no deben olvidarse de las frutas y las hortalizas, que deben formar parte primordial de la alimentación diaria de toda mujer (los expertos recomiendan cinco raciones al día), pues aportan sustancias reguladoras muy importantes para el bebé y difíciles de hallar en otros alimentos. Crudas, las frutas y verduras son una fuente importante de vitamina C, carotenos y otras sustancias activas; además de ser ricas en fibra y, por tanto, beneficiosas para favorecer el tránsito intestinal.

Cuidar la alimentación durante los nueve meses de embarazo, aporta todos los nutrientes y sustancias necesarias para la madre y el bebé, y acumula reservas para la etapa posterior, la lactancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s