Celulitis

Publicado: 25 noviembre 2009 de Argenis en Enfermedades, Salud

QUÉ ES?
La celulitis, también conocida por paniculosis, adiposalgia o reumatismo del tejido conjuntivo y adiposo subcutáneo es un proceso debido a la afectación del tejido celular subcutáneo, de origen desconocido.
Existe inflamación, edema, degeneración y engrosamiento de las fibras colágenas, con aparición de nódulos de grasa.

Afecta fundamentalmente en su fase no infecciosa a las mujeres en un 95% de los casos, con mayor ó menor extensión y localización y aparece a cualquier edad, incluso en la pubertad.

CAUSAS
La causa es de origen desconocido. Parece estar ligada por su presentación casi exclusiva y en un altísimo porcentaje en mujeres a factores hormonales femeninos. Pero lo cierto es que hasta la fecha no existe razón para su aparición.

La celulitis puede degenerar en un proceso infeccioso y en este caso será debido a bacterias tipo estafilococo o estreptococo, convirtiéndose entonces en una enfermedad grave que necesita tratamiento con medicación antimicrobiana.

SÍNTOMAS
En un gran porcentaje de casos, la aparición de ésa “piel de naranja” con abultamientos bien definidos de la piel en nalgas y parte posterior y superior de muslos, pudiendo llegar hasta la rodilla, no provoca más que problemas de tipo estético.

Sin embargo hay casos, cuanto más edad más frecuentes, en que las enfermas aquejan dolores de calidad variable, a veces agudos, en muslos, piernas, y brazos. Dolor que se acentúa con la presión o simplemente el roce o con el calor de la cama.

Al tacto se nota la tensión de la zona; a la presión, como granulosa y al pellizcar, dolor.
En estos casos extremos pueden aparecer componentes psíquicos, como ansiedad o depresión.

FACTORES DE RIESGO
Fundamentalmente, la infección interna en las zonas donde exista esa “piel de naranja”, que puede dar un cuadro grave de celulitis por infección.

PREVENCIÓN
No existe ninguna efectiva. La mejora de la circulación en las zonas afectadas (muslos, piernas, nalgas) bien mediante masaje o mejor mediante ejercicio diario (caminar todos los días con zapato deportivo), es una garantía de que la enfermedad no progrese con rapidez.

Evitar los golpes, moratones y en general todo lo que pueda afectar a ésas zonas de tejido celular subcutáneo que están alteradas. La ropa muy ajustada es perjudicial para esas zonas.

Las cremas externas, sólo favorecen la hidratación de la piel ( si son hidratantes), pero no llegan en ningún caso a relacionarse con el tejido afectado. No obstante, el simple efecto masaje de su aplicación y el hecho de que la persona se preocupe y se conciencie de la necesidad de hacer algo de ejercicio físico todos los días, es de por sí beneficioso.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO
Diagnóstico

La enfermedad se diagnostica realizando una biopsia ó examen anatomopatológico de la zona afectada, que sólo se hace en casos en los que la extensión es grande o la zona afectada puede comprometer otras actividades orgánicas ó en caso de complicación por infección, para conocer el tipo de microorganismo causante.

Medidas Generales

La terapia conlleva:

Ejercicio físico diario.
Evitar golpes en las zonas donde esté presente.
No llevar ropa muy ceñida.
En casos de dolor, baños de agua templada, aplicación de calor si hay infección.
Antibióticos si se presenta infección.
Medicación

Las inyecciones tan al uso en determinadas modas o épocas, de sustancias todas ellas ineficaces, sólo puede conducir a crear más problemas en la zona.
Infiltraciones de fármacos que se suponen absorben la grasa, no tienen base científica alguna demostrable y cualquier hematoma o rotura de vaso en la zona puede servir para diseminar aún más la enfermedad.

POSIBLES COMPLICACIONES
En los casos normales, las induraciones pueden ir a mayor y crear zonas de dolor al tacto o al roce, pero mientras no se presente infección, no es motivo de preocupación, excepto la estética.
La aparición o no de varices, puede estar o no en relación con la celulitis, pero no hay base para pensar que ella sola crea o determina la aparición de varicosidades.

PRONÓSTICO
Con la edad, la extensión de la “piel de naranja” puede ir a más, aunque el pronóstico no es malo si no lleva aparejada ninguna infección.
En el caso de que ésta hiciera presencia, el tratamiento antibiótico resuelve el problema en 7-10 días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s