La importancia de los dientes de leche

Publicado: 26 febrero 2010 de Argenis en Niños, Salud

Los dientes de leche son importantes, sin embargo muchos padres de familia no le prestan la debida atención a la dentadura temporal porque son dientes que el niño perderá entre los 6 y 8 años de edad.

Según especialistas, los dientes de leche son importantes ya que no sólo permiten que el niño pueda comer distintos alimentos sin atragantarse, sino que además son necesarios para aprender a emitir sonidos y aprender a hablar y cantar. Por ello enfatizan en la importancia de concientizar a los padres sobre lo valiosos que son los dientes de leche. Son los padres quienes tienen la responsabilidad de enseñar a sus niños a adoptar hábitos saludables desde una temprana edad.

El cuidado de los dientes debe iniciar desde que aparece el primer dientecito de leche. Se recomienda incluso que los padres limpien por las noches las encías de sus bebés con un paño con agua. Según los expertos, la primera cita con el dentista debe ser cuando el niño haya cumplido su primer año de vida; desafortunadamente, muchos padres no llevan a sus niños a visitas periódicas con el dentista.

Los expertos recomiendan que los padres enseñen a sus niños a cepillarse los dientes tan pronto puedan sostener y usar un cepillo dental. Estos son algunos consejos:

Enseñe a su niño a cepillarse los dientes dos veces al día – por lo general en las mañanas después del desayuno y antes de irse a dormir.
Cepíllese los dientes junto con su niño; así él/ella aprenderá mejor cómo hacerlo.
Cómprele a su niño un cepillo de dientes para niños que sea suave.
Ponga en el cepillo de dientes de su niño sólo un poquito de pasta dental, más o menos del tamaño de un chícharo; mucha pasta podría dañarle los dientes.
Enseñe a su niño a escupir la pasta una vez que ya se haya cepillado.

De acuerdo a los expertos, lo mejor es darle a beber a los niños agua entre las comidas y limitar las bebidas azucaradas como sodas y refrescos deportivos. También recomiendan planear botanas saludables tales como: rebanadas de manzana, plátano, naranja, kiwi o pera; rodajas de zanahoria y licuados a base de frutas.

Otro punto importante es que los niños deben tener un horario regular para disfrutar de estos bocadillos; Si comen todo el tiempo, pueden resultar con caries, debido a que los dientes están constantemente expuestos a alimentos y líquidos en los que crecen las bacterias.

Fuente: salud.com con información de: ucce.ucdavis.edu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s